China y los BRICS

Algunos dicen que los BRICS son un artificio del marketing, otros un fuerte grupo de países emergentes que cambiará la forma de hacer las cosas en el mundo.

El término lo creó un economista del banco de inversión Goldman Sachs en 2001, en un informe sobre las perspectivas de crecimiento en las grandes economías emergentes: Brasil, Rusia, India y China (BRIC).

Atentos al potencial real de cooperación entre ellos, en el año 2006 comenzaron las reuniones a nivel de cancilleres, las cuales fueron elevadas a jefes de Estado en el 2009. Desde ese entonces los presidentes de estos países se reúnen una vez al año para fijar una agenda común.

La idea de fondo es que estos países juntos, si están coordinados, pueden ejercer una presión considerable para modificar las reglas de juego. Al mismo tiempo, incrementar la cooperación entre ellos reduciría su dependencia de las potencias tradicionales.

Veamos algunos números del 2016 para entenderlo:

Brasil: 208 millones de personas,  8,5 millones de km2 y PBI de US$ 1,8 billones.

Rusia: 144 millones de personas,  17 millones de km2 y PBI de US$ 1,3 billones.

India: 1.324 millones de personas, 3,3 millones de km2 y PBI de US$ 2,3 billones.

China: 1.379 millones de personas, 9,6 millones de km2 y PBI de US$ 11 billones.

En otras palabras, estos cuatro países representaron en el año 2016 el 40% de la población mundial, 30% de la superficie, y el 20% del PBI global…

En el año 2011, los países BRIC invitaron a unirse a Sudáfrica, y se agregó la letra “S” al nombre tal como lo conocemos hoy. Si bien Sudáfrica no comparte las características de los otros países en cuanto a población o tamaño, se tuvo en cuenta su posición estratégica dentro del continente africano.

Imaginen los recursos de estos países alineados, sin duda sería algo imparable. Pero más allá de declaraciones conjuntas y la creación de un mecanismo para auto-financiar proyectos de infraestructura (el Nuevo Banco de Desarrollo), lo que podría verse muy bien en la teoría está demandando un gran esfuerzo a nivel político para mostrar mayores resultados concretos.

Es verdad que 10 años no es nada, y se necesita tiempo para ver los frutos del mayor intercambio… pero tal vez estos países no tienen mucho más para compartir que el hecho de tener grandes poblaciones y ser países en vías de desarrollo. Entonces, ¿marketing o verdadero grupo de poder? Posiblemente por el momento las dos cosas sean ciertas; el tiempo dirá cuál de las dos versiones termina por imponerse.

BRICS