Examen gaokao (高考)

Si queremos entender a los jóvenes chinos tenemos que conocer el gaokao (高考), el exigente examen de ingreso a la universidad.

El gaokao se lleva a cabo a nivel nacional todos los años en junio. En las últimas ediciones participaron más de 9 millones de alumnos. Se toman tres materias obligatorias: chino, matemática e inglés, y un examen específico de ciencias o humanidades, dependiendo de la orientación elegida.

Para poder mantener un alto nivel educativo, cada universidad exige un determinado puntaje de ingreso. Las mejores universidades y las carreras más demandadas piden los puntajes más altos. Universidades como Beijing University o Tsinghua University suelen captar a los estudiantes más brillantes del país.

Pero no es solo un examen, es mucho más…

El examen representa un antes y un después en la vida de los jóvenes. Para tener una idea de la presión que tienen estos chicos sobre sus hombros, hay que pensar que se preparan para este momento durante toda su infancia y adolescencia. Estoy hablando de interminables horas de estudio, clases particulares los fines de semana, nada de noviazgo o juegos en la Play…

Los días previos al examen algunos padres contratan maestros particulares para que los acompañen full time los últimos días o directamente mandan a sus hijos a campus alejados de la ciudad, como una especie de retiro, para que no tengan distracciones de ningún tipo.

Finalmente llega el día y es un gran acontecimiento. Las familias que viven lejos del sitio de examen suelen alquilar habitaciones en hoteles cercanos para evitarle al chico el stress adicional del viaje. En las ciudades se cortan calles y se reordena el tránsito para darle vía libre a los candidatos…

Cuando los alumnos ingresan en las salas de examen se controla como en un aeropuerto si llevan dispositivos eléctricos o cualquier otro artefacto que pueda suponer una ventaja desleal… en criollo, alguna forma de “machetearse”. Los padres aguardan ansiosos en la calle.

La ansiedad termina después de unos días cuando los resultados son publicados a nivel nacional. Los estudiantes que lograron los puntajes más altos son los héroes de la familia… Ir a la universidad, y más que nada a una buena universidad, te puede asegurar un buen trabajo, e incluso pareja… su vida ya está encaminada.

¿Qué pasa si el resultado del examen no fue bueno? Existen varias opciones. Algunos optan por seguir preparándose y volver a intentarlo al año siguiente. Los que están un poco mejor económicamente, prefieren ir a estudiar algo al exterior, ya que hacer experiencia en el extranjero puede ser útil también para diferenciarse en medio de la creciente competencia. Y otros directamente optan por comenzar a trabajar en algún comercio.

Desde hace un tiempo existe un fuerte debate en China en torno a este riguroso examen. Los que lo critican piensan que es injusto, porque las familias con más recursos pueden pagarle a sus hijos una mejor educación y por lo tanto tener mejores resultados. También están los que critican que esta “carrera armamentística” educativa les está arruinando la infancia a los niños. Muchos padres están frente a un dilema: no quieren que sus hijos pierdan su infancia; pero si no les exigen no van a tener las herramientas para hacerse un lugar en el mundo.

Los que lo defienden lo ven como un camino para el ascenso social. En este sentido, yo siempre recuerdo a mis compañeros de la universidad, que salvo tres o cuatro que tenían familias acomodadas, el resto era de origen muy humilde. Estoy hablando de compañeros que se bañaban en el campus de una universidad que quedaba a 20 minutos porque el agua de la ducha costaba unos centavos más barata que en nuestro campus… Muchos de ellos hoy tienen buenos trabajos en multinacionales o en el Estado.

Como resultado de la inquietud y debate social se van realizando pequeñas modificaciones para mejorar el sistema. Ahora por ejemplo las universidades tienen la opción de entrevistar al candidato y sumarle algún punto extra si les parece que vale la pena retenerlo. Pero cualquier pequeña modificación que se haga no cambia la naturaleza altamente competitiva de este examen y cómo influye en la vida de la juventud “ilustrada” china.

 

gaokao 1

Un alumno sosteniendo una bandera que dice “Triunfemos en el Gaokao”…

gaokao 3

Control antes de ingresar a las aulas. Buscan radios o grabadores que los candidatos puedan usar para hacer trampa… Se suelen encontrar cosas muy originales, casi de espías.

gaokao 2

¿Fanáticos esperando a una estrella de rock? No, los padres de los candidatos esperando que salgan de dar el gaokao.