Internacionalización del RMB

Hace unos años pensar que el RMB podría ser una moneda internacional era una locura. Hoy ya no lo es. El pasado 1 de octubre el Fondo Monetario Internacional incorporó formalmente el RMB a su canasta de monedas.

En palabras de su Directora, Christine Lagarde: “La inclusión del renminbi es un reconocimiento de los avances en la liberalización, integración y mejora de la infraestructura de los mercados financieros de ese país.” Al mismo tiempo recalcó que “la inclusión del renminbi demuestra una vez más que el FMI está preparado para adaptarse a los cambios.”

Bien por ellos. Por China que sigue flexibilizando su sistema de manera pragmática, y por aquellas instituciones que se adaptan a los cambios… y vaya que los hay. Algunos datos para corroborarlo:

– De acuerdo al Bank for International Settelments, entre abril de 2013 y abril de 2016 el RMB aumentó su participación en el mercado global de divisas de 1,6% a 4%.

– De acuerdo a SWIFT, el RMB se convirtió en el 2015 en la quinta moneda más utilizada para pagos internacionales (¡en 2011 estaba en el puesto 21!)

– El 40% del comercio entre el Reino Unido y China/Hong Kong se realiza en RMB.

Si bien es cierto que el dólar estadounidense tiene una posición dominante, y se espera que la mantenga por mucho tiempo, también es cierto que la tendencia del RMB es irreversible. China toma medidas audaces para continuar incrementando su participación global, como los swaps de divisas, la apertura de bancos compensadores, el desarrollo de mercados offshore de bonos denominados en RMB y el creciente financiamiento internacional.

Esto tiene un impacto transcendental en nuestros negocios y las empresas tendrán que comenzar a estar atentas a la evolución del precio del RMB. Aquellos que comiencen a utilizarlo contarán con una ventaja: cotizar directamente en RMB puede ser una excelente estrategia para ganar el mercado chino. Sin lugar a dudas es un área para seguir explorando…

¿Tu empresa ya está usando el RMB? ¿Qué obstáculos encuentra?  Contame.

china-renminbi

Mirá la imagen: ¿Conocías la forma “china” de contar los billetes? Al ser más grandes que los nuestros contarlos así es más práctico.