Modales chinos en el exterior

Cuando una persona está de visita en el extranjero, sin darse cuenta es un representante de su propio país. Aunque parezca exagerado, la impresión que se deja en la gente es más profunda que lo que se lee en un diario o se ve en la tele…

Por ejemplo, si vemos que un turista de Suciolandia tira una lata de gaseosa en la calle, seguramente pensemos que a nadie en Suciolandia le importa el medio ambiente (claramente uso un país ficticio para no herir susceptibilidades).

Cada día es más común ver chinos en el exterior: contingentes de turistas, empresarios que viajan para hacer negocios,  estudiantes… y el Gobierno, atento a su imagen en el extranjero y preocupado por algunas costumbres que no son bien recibidas, está embarcado en una tarea de concientización de sus ciudadanos.

Para que no crean que son solo palabras, les comparto una publicación que se distribuye en una aerolínea china…

Y por supuesto… la traducción:

Turistas chinos 1Ciudadanos chinos, cuando salgan al exterior, cuiden sus modales, sean respetuosos.

Cuiden la higiene, protejan el medio ambiente; vístanse bien, no sean ruidosos. 

Cuiden a los ancianos y a los niños, ayuden a la gente; la mujer tiene prioridad, sean humildes.

Cuando viajen por trámites, respeten los horarios;  hagan cola, no se pasen de la línea amarilla.

En los hoteles sean civilizados, no rompan las cosas; coman sin hacer ruido, no desperdicien.

Diviértanse sanamente, hagan cosas buenas para el cuerpo y la mente; el juego y la pornografía está terminantemente prohibido.

En lugares turísticos, respeten las reglas; no transgredan normas y costumbres.

Si encuentran algún problema, diríjanse al Consulado; viajen de manera civilizada y regresen a casa seguros.

Esta es una de las tantas campañas del Gobierno chino para promover normas de convivencia, no solo en el exterior, sino fundamentalmente dentro de China… como el “día de hacer cola”, pero eso se los cuento en otra oportunidad.