Palillos chinos

¿Alguna vez tuvieron que aprender algo por pura NECESIDAD? Es lo que me pasó a mí con los palillos chinos… si no aprendía a usarlos, ¡no comía!

Tal vez estoy siendo un poco exagerado, ya que hoy en día cada vez más restaurantes ofrecen cubiertos. Pero como podrán suponer, no es lo mismo agarrar con seguridad los jiaozi, embeberlos en salsa de soja y llevarlos hasta a nuestra boca sin que se caiga nada en el camino… a mostrarse como grosero que se nos cae la comida en medio de la camisa y rogando que en ese restaurante tengan un tenedor así nos salvan de hacer el ridículo.

Los palillos chinos son una parte fundamental de la cultura china. Su origen se puede rastrear más de tres mil años atrás; se dice que al principio se hacían con ramas de árboles. Con el tiempo su uso y simbología se fue perfeccionando hasta tener palillos de oro, de plata, de jade, de marfil, etc. Hoy el uso de palillos descartables, muy comunes hasta hace poco, se está reduciendo por una mayor conciencia del cuidado del medio ambiente. En su lugar se utilizan de plástico o de madera que luego de higienizarlos se pueden reutilizar.

En cuanto a su simbología, es un mundo misterioso y fascinante como todo lo que tiene que ver con China. Un pequeño ejemplo: en chino a los palillos se los llama 筷子 (KUAI ZI), pero no siempre fue así. Se dice que hace miles de años, se los llamaba 著 (ZHU). Esta palabra sonaba igual a “estar quieto”, y a las poblaciones que vivían cerca de los ríos y que debían ir de un lado a otro en embarcaciones le parecía un mal augurio. Ellos fueron los que comenzaron a llamarlos “筷” (KUAI), que suena igual a “rápido”. Nunca sabremos a ciencia cierta si es cierto o no, pero no por eso deja de ser una linda historia.

Cuando vemos que alguien agarra mal el tenedor y el cuchillo nos incomoda. Lo mismo sucede con los palillos chinos, hay cosas que son de mal gusto hacer durante una comida.

Te propongo me escribas y te cuento.