Regalos

Un empresario chino me dijo una vez: “una tarjeta personal la das para que se acuerden de tu nombre,  pero un regalo lo das para que se acuerden de vos.”

Nuestro potencial socio se va a acordar de nosotros cada vez que vea nuestro regalo. Como queremos dejarle un buen recuerdo, es importante conocer algunas reglas básicas para evitar malos entendidos:

  • Se estila intercambiar regalos en una primera reunión de negocios. El momento para el intercambio suele ser al final del encuentro.
  • Hay que entregarle el presente al miembro más senior. Es un buen detalle tener preparado algo para cada miembro de la delegación; si optamos por esta opción, el miembro senior se debe llevar algo de mayor valor.
  • El obsequio no debe ser muy caro porque puede incomodar a nuestra contraparte, pero tampoco puede ser muy barato porque se puede sentir menospreciada.
  • El envoltorio es importante: no usar el blanco porque simboliza la muerte; usar papel rojo o dorado.
  • Los regalos hay que darlos y recibirlos con las dos manos.
  • Si recibimos un obsequio, no hay que abrirlo enfrente de la otra persona, a no ser que lo pida. Ellos probablemente no lo abran enfrente de nosotros.

Un aspecto interesante es que hay cosas que no se pueden regalar, porque el nombre del objeto suena igual a alguna palabra de connotación negativa. Por ejemplo: no se puede regalar relojes, porque en chino decir “regalar un reloj” (送钟) suena igual a “enterrar a alguien” (送终).

Hay muchos más ejemplos como este, pero me gustaría resaltar uno que padecí en carne propia. No fue un regalo precisamente pero se va a entender. Una vez fui a jugar al fútbol con mis compañeros de la universidad. Yo era el único extranjero del curso, y por ende, todos mis compañeros eran chinos. Ese día hacía mucho sol y para cubrirme llevé un gorro de color verde. Cuando mis compañeros me vieron se descostillaron de la risa, pero no me dijeron por qué. Al final se apiadaron de mí y me dijeron que en chino a los hombres “cornudos” se les dice que “llevan un gorro verde”.

Uno puede pensar: muy divertido, pero ¿¿¿cuándo voy a regalar un gorro verde??? Bueno, en una edición de Expoagro en Argentina vi que un stand repartía gorros verdes a la gente que pasaba. Repartirlos en China no sería buena idea.

En concreto, ¿qué cosas podemos regalar?

Te propongo me escribas contándome tu caso y te ayudo con algunas sugerencias.